twitter facebook instagram vimeo

Motorizados, el caos caraqueño

Generalizar no es lo más objetivo a la hora de hacer una nota informativa, sin embargo, en este caso, asegurar que todos los motorizados han contribuido a hacer de Caracas una ciudad caótica, es un hecho totalmente comprobable. Los motorizados se han convertido en un tema de salud pública. Y no estamos hablando de delincuentes o personas honestas, estamos refiriéndonos al desorden acostumbrado con el que van en calles, avenidas y muchas veces hasta en aceras de la capital.

Tanto para el gobierno como para la oposición, los motorizados son usados con fines políticos, de ahí que se les deje actuar con tanta impunidad. La voluntad para solucionar el caos queda casi anulada cuando es la propia autoridad quien encabeza la lista de irregularidades, lo que que acarrea que no exista por parte de los motorizados respeto hacia las leyes ni a los funcionarios, especialmente cuando un fiscal de tránsito siga siendo visto como un corrupto, que solo se interesa en obtener dinero a cambio de ignorar infracciones.

 

Se calcula que más del 80% de los delitos se realizan por personas que utilizan la moto como vehículo. No con esto se pretende inculpar a todo el gremio, pero sí enfatizar que es dentro de este donde se podría comenzar a atacar el problema de la inseguridad.

Entre tanto, los caraqueños van en sus vehículos atemorizados, sin saber qué les espera cada vez que pasa una caravana de motorizados cerca. Igual los peatones, que además del riesgo de ser robados, también deben estar alertas para no ser arrastrados por algún irresponsable que van a toda velocidad y sin cautela en cada semáforo.

El número de usuarios de motos en Caracas es cinco veces mayor que en 2010, quintuplicado todos los problemas antes descritos y empeorando la calidad de vida de los caraqueños que viven en una anarquía sobre dos ruedas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *