twitter facebook instagram vimeo

Iglesia Santa Elena y San Constantino.

No existe forma de ignorar la contrastante arquitectura de la iglesia ortodoxa Santa Elena y San Constantino, pues se trata de una edificación neogótica de 40 metros de altura que fue completamente esculpida en Rumania y traída a Venezuela para su ensamblaje.

La iglesia ortodoxa rumana de Caracas está diseñada bajo la tradición arquitectónica del siglo XVI de una región del norte de Rumania, llamada Maramures, con un techo conformado con más de sesenta mil tejas en forma de escamas de pescado y un diseño que representa el arca de Noé bíblico. Esta edificación tiene la particularidad de estar construida en pura madera de roble y abeto sin tener clavos ni pega.

Pero su magnanimidad no solo se encuentra en la fachada. Puertas adentro, impregnadas del olor a madera e incienso, una apoteósica exhibición de pinturas al óleo de estilo neobizantino cubren cada centímetro de las paredes, trabajadas con mucho esmero y detalle por dos mujeres, esposas de sacerdotes rumanos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *