twitter facebook instagram vimeo

Coloridas visitantes

Como en todas las grandes ciudades, el tráfico y el estrés cotidiano se hacen parte de la rutina diaria, y Caracas no es la excepción. Pero a diferencia del resto de las urbes, la capital venezolana tiene una fórmula que permite a sus habitantes reconciliarse con la vida. Con gritos y acrobacias, coloridas guacamayas vuelan sobre autopistas, avenidas y edificios del valle, robándole, casi obligatoriamente, una sonrisa a todos los caraqueños.

 

Las guacamayas forman parte del grupo de aves de la familia de los psitácidos, emparentadas con cotorras, pericos, periquitos y loros. Muchas otras grandes ciudades del planeta tienen una o dos especies de guacamayas, pero de todas las capitales del mundo, Caracas es la ciudad que alberga la mayor cantidad, con al menos 15 especies.

Se cree que, Vittorio Poggi, un italiano de 72 años que llegó con su padre de Génova a Venezuela hace 50 años, fue el que introdujo estas aves a la ciudad. Poggi empezó a cuidar una guacamaya que encontró perdida hace 30 años y en poco tiempo una se convirtió en dos y dos en tres, hasta convertir la metrópolis en un paraíso para el avistamiento de aves.  “El contacto con los animales me mantiene joven”, cuenta Vittorio a una entrevista de la BBC. “Si tuviera tanto contacto con los seres humanos ya estaría muerto”.

A pesar del caos capitalino, Caracas es una ciudad condescendiente en lo que a naturaleza se refiere. Las guacamayas encuentran entre el concreto y el asfalto, un hogar plácido donde, además de disfrutar de todas las frutas y semillas, se deleitan del mejor clima del mundo.

 



Una respuesta a “Coloridas visitantes”

  1. Reina Teresa Ascanio Hermoso dice:

    Amo profundamente a mi ciudad natal y hoy la extraño… en mis visitas a mis familiares, disfruto de manera extraordinaria, a estas hermosas aves que en sus ruidosas bandadas llegan a muchos hogares brindando alegría y buscando el amor humano, quien les regala su fruta preferida “el cambur”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *